martes, 2 de diciembre de 2008

B044- 24-mar-76 Cae el gobierno de "Isabel"


Boletín de fecha 01 de diciembre de 2005

Prolegómenos.
Desde la muerte de Perón el 1º de julio de 1974 y la asunción de su esposa María Estela Martínez , el país fue profundizando su crisis. El movimiento peronista se fracturó en dos partes ideológicamente irreconciliables, ya que Montoneros, infiltrado en el mismo, decidió volver de lleno a la lucha armada clandestina, abandonando definitivamente la esfera legal y acercándose cada vez más al PRT-ERP. A principios de 1976 cada cinco horas se cometía un asesinato político y cada tres estallaba una bomba.
Además de la violencia política reinante , la situación económica y social se deterioraba cada vez más. A pesar que las huelgas estaban prohibidas, importantes sectores del movimiento obrero recurrieron a ellas así como a marchas de hambre, trabajo a reglamento y manifestaciones callejeras, en un esfuerzo destinado a cambiar la política económica del gobierno. Con una inflación mayor a la de Alemania en la terrible crisis de 1921-1922 y al borde de la cesación de pagos internacionales, el gobierno constitucional había perdido el control de las variables claves del manejo económico.

Ante el caos económico, político y social , las FFAA fueron dando señales de preocupación, instando al gobierno a tomar medidas que detuvieran la aceleración de la crisis.
El 20 de marzo, debido a la gravedad de la situación, se reunieron representantes de los partidos políticos: PJ, UCR, UCRI, Revolucionario Cristiano, Comunista y Socialista Popular con el objeto de tratar de lograr coincidencias para superar la coyuntura económica y social, sin llegar a un acuerdo sobre las soluciones urgentes que la ciudadanía reclamaba. A pesar de existir consenso entre los partidos políticos de la oposición sobre la incapacidad de la Presidente para llevar adelante la gestión de gobierno, no pudieron concretar el pedido de juicio político debido al rechazo del partido oficialista, que poseía la mayoría en las cámaras del Congreso Nacional.
En esos días previos al desenlace del gobierno de la señora María Estela Martínez de Perón los diarios adelantaban lo que estaba por venir.
El 21 de marzo, el diario “La Prensa” publicaba declaraciones de dirigentes reconocidos por su actitud moderada . Entre ellos, Américo Ghioldi, miembro del Partido Socialista Democrático, decía “Ante la realidad que indica la necesidad de acuerdos básicos sin la Presidente, resurge la afirmación (del partido justicialista), ciega, por supuesto, de con ella o nada. Así llegamos al borde del abismo. El gobierno o mejor dicho, el régimen, muestra signos de agotamiento. No pueden hacer nada ante el derrumbe monetario, la semiparálisis del aparato productivo y la inseguridad de vida…”

En otras páginas se informaba de otros hechos con los siguientes titulares : “ Repelieron ataques a dependencias policiales” “Nuevos hechos de violencia en Mendoza” “Secuestraron a un gremialista” “Sepelio de un policía muerto por terroristas” “Se hizo detonar una bomba frente a una peluquería” “Habríase planeado cometer un ataque contra un aeropuerto”.
El 22 de marzo en Capital Federal, Enrique Gorriarán Merlo y otros dos terroristas del ERP ( entre ellos una mujer) entraron al edificio de Av. Rivadavia 1128 y luego de atar en una silla al Secretario General de la Federación Obrera Tucumana de la Industria del Azúcar ( FOTIA) señor Atilio Santillán, le dispararon un escopetazo dentro de la boca y huyeron del lugar.
El día 23, el diario“La Opinión” titulaba: “UNA ARGENTINA INERME ANTE LA MATANZA” señalando que la semana iniciada el domingo amenazaba con alcanzar el récord señalado en la anterior : 37 muertos a manos de la violencia, agregando que desde el 1ro de marzo las bandas extremistas habían asesinado a 56 personas. Esta situación era el resultado del accionar creciente de las organizaciones terroristas subversivas y los grupos clandestinos amparados por el gobierno, que las combatían.

En la población existía un estado de preocupación y alarma ante la inseguridad reinante y la falta de capacidad del gobierno para controlar la situación política, económica y financiera que parecían llevar al país a un estado caótico y sin rumbo, crisis nunca antes vivida con tanta intensidad.
El Dr. Ricardo Babín ( UCR), líder de la oposición, expresaba a los medios que él no tenía soluciones para la crisis por la que transitaba el país.
Por su parte la segunda edición del diario “La Razón” titulaba con letras enormes: “ES INMINENTE EL FINAL”: “ Ya todo está dicho” y en el texto decía… “suman tres los meses que han transcurrido desde que el teniente general Jorge Rafael Videla pronunciara desde el frente de operaciones en Tucumán, junto a las a las fuerzas bajo su mando, en Nochebuena, su trascendente alocución. Al cumplirse hoy los noventa días de esa dramática apelación que algunos parecieron no haberla tomado en consideración en su debida dimensión y profundidad, hay que recordar ante las circunstancias críticas del presente, algunas de las expresiones del teniente general Videla que dijo:”
“ El Ejército con el justo derecho que le concede la cuota de sangre derramada por sus hijos y mártires , reclama con angustia pero también con firmeza una inmediata toma de conciencia para definir posiciones La inmoralidad y la corrupción deben ser adecuadamente sancionadas . La especulación política , económica e ideológica deben dejar de ser medios utilizados por grupos de aventureros para lograr sus fines.”
La Junta de Comandantes se hace cargo de facto, del Gobierno de la República .
A la 0115 horas del 24 de marzo de 1976 , el periodismo notó movimientos inusuales en la casa de gobierno donde veía reforzar las guardias mientras se cortaban las comunicaciones con el exterior . A las 2:30 horas aproximadamente, llegó al aeropuerto Jorge Newbery , aterrizando en el sector militar un helicóptero que transportaba a la señora María Estela Martinez de Perón , quien fue recibida por oficiales superiores de las tres armas . Se le comunicó la decisión de las FFAA en el sentido de que sería trasladada a la residencia “El Messidor” en la provincia de Neuquén , por haber cesado en su cargo- .
A las 03.21 horas se dió a conocer el primer comunicado oficial en el que se expresó :
“Se comunica a la población que, a partir de la fecha, el país se encuentra bajo el control operacional de la Junta de Comandantes Generales de las FF.AA. Se recomienda a todos los habitantes el estricto acatamiento a las disposiciones y directivas que emanen de autoridad militar, de seguridad o policial, así como extremar el cuidado en evitar acciones y actitudes individuales o de grupo que puedan exigir la intervención drástica del personal en operaciones”.
Posteriormente se dieron a conocer 30 comunicados más , los cuales informaban y establecían normas para la población (entre ellos la suspensión de la actividad de los partidos políticos tradicionales, la prohibición de los partidos de extrema izquierda y el mantenimiento del estado de sitio).
Tropas de las tres fuerzas se desplegaron en todo el territorio nacional a efectos de hacer efectivas las medidas de control sin ningún contratiempo. También asumieron los interventores de las provincias, realizándose las actividades administrativas del cambio sin mayores inconvenientes. .
En la ciudad de La Plata se produjeron enfrentamientos armados con grupos subversivos y en establecimientos fabriles de la zona , elementos agitadores subversivos crearon un ambiente de desorden y desobediencia . En la ciudad de San Juan una célula terrorista asesinó a un comisario delegado de la Policía Federal , y en Isidro Casanova (Pcia de Bs As ) otra célula terrorista mataba un policía .


Con fecha 24 de abril, por publicación del Boletín Oficial, se dio a conocer el “Estatuto Para el Proceso de Reorganización Nacional” en el que se ratificaba la vigencia del Estado de Sitio ( que implicaba la suspensión de las garantías constitucionales) implantado por el gobierno constitucional anterior por Decreto Nro 1368 del 6 de noviembre de 1974 y prorrogado por el mismo gobierno por Decreto Nro 2717 de octubre de 1975.( Posteriormente , por Ley 21275 se eliminó el derecho de opción a salir del país a los que estuvieran en esa situación).
En el libro “1930-1980. Cincuenta años de historia Argentina”, Gerardo López Alonso se refiere al pronunciamiento militar sugiriendo tres reflexiones: en primer lugar, era virtualmente imposible desde cualquier punto de vista asumir la defensa del gobierno de María Estela Martínez de Perón , en segundo lugar, cabe reconocer a las Fuerzas Armadas una posición de prescindencia política durante el prolongado proceso de deterioro que vivió el país desde mediados de 1974 y en tercer lugar, es necesario aceptar el fracaso de las instancias político-civiles , ya que el Congreso no supo instrumentar ninguna alternativa válida para salvar el proceso institucional.

BOLETINES PARA COLECCIONAR

Es una serie informativa sobre acontecimientos de nuestro pasado reciente , destinado principalmente a quienes no los vivieron y para los que los olvidaron .
Su exposición no busca polemizar ni agraviar , sino lograr la concordia a través de la verdad y la equidad en el tratamiento de los dramáticos sucesos vividos en la década del 70 que vienen siendo parcializados y distorsionados mediante una campaña de mentiras y desinformación interesada.