martes, 2 de diciembre de 2008

B043- Atentado al Comandante en Jefe del Ejército

Boletín de fecha 24 de noviembre de 2005

El día 15 de marzo de 1976 , siendo aproximadamente las 7 y 45 horas , un artefacto explosivo de gran poder conocido como “bomba vietnamita” detonó en el interior de un vehículo Citroën estacionado en la playa exterior de estacionamiento del edificio Libertador , sede del Comando en Jefe del Ejército . El destrozo total del automóvil produjo que muchas de sus partes metálicas y vidrios , mas las propias del artefacto reforzado con bolillas de acero, se proyectaran en un radio aproximado a los 100 metros, produciéndose un incendio que se propagó a otros vehículos . Tal fue su poder que también resultaron destrozados algunos de los vidrios ventanales del Edificio Libertador , del Ministerio de Economía , de Aerolíneas Argentinas y de la misma Casa Rosada .

De acuerdo al informe del peritaje , la bomba detonada tenía un poder equivalente a 20 kilogramos de trotyl y fue accionada por un sistema a control remoto . La explosión se produjo en un momento de gran circulación de vehículos por las avenidas Madero , Colón y calles adyacentes y su objetivo principal fue matar al teniente general Jorge Rafael Videla , quien pocos segundos después entraba a la sede del Comando por ese lugar . Se dedujo que el terrorista operador del sistema al ver momentos antes, a un vehículo similar al esperado, hizo detonar anticipadamente la bomba desde su control remoto .

Como resultado lamentable de lo expresado, el chofer de un camión de uso civil , Alberto Blas García , que se desplazaba por avenida Madero, murió alcanzado por las esquirlas . Por casualidad el camión conducido por la víctima alcanzó a salvar providencialmente por interposición, a los pasajeros de un colectivo urbano de la línea 4 que circulaba paralelo al camión . Según el comunicado oficial , resultaron heridas 26 personas : 4 oficiales , uno de ellos con el grado de coronel con pérdida de un ojo , 6 suboficiales , 5 soldados , 6 empleados civiles pertenecientes al edificio y 5 civiles mas que se desplazaban por las cercanías .

El atentado fue realizado por la organización subversiva terrorista Montoneros y tuvo gran repercusión en los ámbitos político e institucional del país por cuanto este intento de asesinar a la máxima autoridad del Ejército se realzaba en momentos que esta institución desarrollaba la “Operación Independencia” en la provincia de Tucumán, por expresa orden del gobierno constitucional .

Después de más de 16 años , el diario Ambito Financiero , en sus ediciones del 7 y 8 de septiembre de 1992 , relató los pormenores de una causa sustanciada por el titular del Juzgado Federal de San Martín , el juez Carlos Luft , en la que se investigaba el destino de los 60 millones de dólares cobrados por Montoneros como rescate del secuestro de los hermanos Jorge y Juan Born ( Ver B0
26) (1).

Durante la tramitación de este sumario , los montoneros Rodolfo Galimberti , Juan Daniel Sverko y Carlos Patané , en su carácter de militantes exiliados en Perú durante 1975 , declararon que para ese entonces Horacio Verbitsky se hallaba a cargo de la “Base Lima” en aquel país, en cumplimiento de órdenes de la Conducción Nacional de Montoneros (CN) a efectos de trasladar una parte sustancial del rescate a Cuba utilizando las garantías del Correo Diplomático facilitado por las embajadas cubanas en Argentina y Perú . Señalaron que Verbitsky era conocido por su capacidad y experiencia en tareas de Inteligencia de la organización , actividad que anteriormente había desarrollado en las “Fuerzas Armadas Peronistas” (FAP) hasta 1973 , año en el que efectivizó su incorporación a Montoneros .

Como miembros experimentados de la organización terrorista Montoneros (Galimberti había sido jefe de la Columna Norte y Sverko encargado de la custodia de la Conducción Nacional – CN ) estos testigos refutaron las declaraciones de Verbitsky , en cuanto a no haber participado en “operaciones armadas” y dedicarse exclusivamente a realizar actividades periodísticas para la Organización , dejando claramente establecido que la CN exigía como mínimo , a todos sus cuadros( y Verbitsky lo era) , la participación en varias “operaciones armadas” anuales .

En particular , Sverko declaró que a su regreso del Perú fue designado integrante del grupo que debía materializar el atentado contra el Comandante del Ejército , grupo cuya jefatura ejercía Verbitsky por disposición de la CN quien, en su carácter de jefe del operativo, fue el que accionó el control remoto que detonó la bomba antes de tiempo . También expresó que ese error en la ejecución , sumado a la falta de responsabilidad al retirarse prematuramente del lugar del hecho dejando a su personal subordinado librado a su suerte , le valió la imputación de “cobardía” por parte de sus compañeros, cuando la jefatura de la organización evaluó su conducta y actuación en el atentado .

Recordemos que Verbistky es autor de numerosas acusaciones falsas , deformadas y tergiversadas, algunas de ellas mediante testigos “instruídos” contra personal de las FFAA que actuaron contra la subversión terrorista. El periodista y escritor Carlos M. Acuña escribió en 2003 el libro “Verbistky, de la Habana a la Fundación Ford”, donde se enumeran los múltiples crímenes perpetrados por las FAP y Montoneros en épocas en que este personaje desempeñaba la tarea básica de seleccionar y estudiar a blancos que serían víctimas de esas organizaciones ilegales .

También se refiere Acuña a los extraños aportes financieros que recibía puntualmente de instituciones internacionales otrora enemigas ( Fundación Ford ), así como la notable y llamativa circunstancia de ser el único caso, sobre los 63 agentes conocidos de la Inteligencia de Montoneros, que sobrevivió y que además nunca fue detenido .

Según Sverko, “el Perro” o “Capitán Zalazar” (ambos “nombres de guerra” de Verbitsky) sostenía durante el gobierno de la viuda de Perón la postura de un sector de la organización que se denominaba “línea estratégica”, es decir, la provocación al Ejército para que se produjera el golpe militar que, decían, traería aparejado la reacción popular conducida por los Montoneros, lo que acompañado por el repudio internacional a los militares golpistas, los haría retirarse, posibilitando la toma del poder por parte ellos. (nada más alejado de lo que realmente sucedió, como veremos más adelante) .

En cuanto al intento de asesinato del general Videla mediante explosivos , no hizo más que ratificar que los terroristas para obtener sus fines no tenían en cuenta la posibilidad de muertes de personas civiles que pudieran ser afectadas, como efectivamente sucedió ( Providencialmente el camión de García actuó como escudo del colectivo y evitó que la onda explosiva y sus proyectiles causaran una masacre en el pasaje ) . Fueron bastante comunes los intentos de asesinatos por medio de explosivos contra altos jefes de las fuerzas armadas y policiales, muchos de los cuales fracasaron por error de cálculo o situaciones fortuitas. En el caso de Videla, tres fueron los intentos que fracasaron.

Principales expresiones de repudio del atentado.

A pesar de la gran cantidad de declaraciones de todos los sectores sociales e instituciones en tal sentido aparecidos en los medios de comunicación de la época, nos referiremos sólo a dos de ellas porque sintetizan el estado de ánimo contra el terrorismo subversivo en aquel entonces.

Comunicado de la Secretaría de Prensa y Difusión de la Presidencia:

“La Presidente de la Nación Argentina doña María Estela Martínez de Perón expresa su enérgico repudio y profunda indignación por el atentado sufrido por el Comando General del Ejército en el que resultaron heridos oficiales superiores, suboficiales, soldados y agentes civiles del arma.
….Una vez mas la violencia ideológica en su expresión mesiánica y criminal pone a prueba el temple y el espíritu de sacrificio de nuestros hombres de armas……Los cuadros de las tres armas afrontarán a ese artero y mezquino desafío por medio de la más sólida y a la vez efectiva respuesta: la guerra total, hasta lograr el absoluto aniquilamiento de esas fuerzas que intentan quebrar la voluntad soberana de la comunidad argentina en su conjunto.” ( Lo resaltado es nuestro)

Comunicado del Consejo Nacional del Partido Justicialista:

“Este intento criminal vuelve a ratificar una vez más la decisión unánime adoptada ya por el gobierno del pueblo y su brazo armado las FFAA, de llevar hasta sus últimas consecuencias la lucha integral contra la subversión apátrida……La guerra sin cuartel contra el enemigo ya ha sido declarada y no habrá tregua hasta su exterminio definitivo……….” ( Lo resaltado es nuestro )


Ver Boletín B026 .

BOLETINES PARA COLECCIONAR

Es una serie informativa sobre acontecimientos de nuestro pasado reciente , destinado principalmente a quienes no los vivieron y para los que los olvidaron .
Su exposición no busca polemizar ni agraviar , sino lograr la concordia a través de la verdad y la equidad en el tratamiento de los dramáticos sucesos vividos en la década del 70 que vienen siendo parcializados y distorsionados mediante una campaña de mentiras y desinformación interesada.