sábado, 22 de noviembre de 2008

B033- Ataque al Ejército B.Ars.121 (Sta Fé)

Boletín de fecha 02 de setiembre de 2005

En el mes de abril de 1975 siguieron los asesinatos. El 1ro de ese mes fue asesinado el cabo 1ro Miguel Millón y herido gravemente un oficial de policía, en San Antonio de Padua, Pcia de Buenos Aires. Al día siguiente fue asesinado por Montoneros el señor Héctor Sorroude, asesor del Sindicato Obrero de la Industria Naval de Tigre , frente a su casa del barrio de Nuñez en la Capital. El día 4 Montoneros atacó en la calle Dorrego de la Capital Federal al Jefe de Seguridad del Ministerio de Bienestar Social, ocasión en que asesinaron al suboficial escribiente (R) Joaquín Durand y en su fuga, al encontrarse con el Tte Cnl Horacio V. Colombo , que descendía de su auto particular para entrar en una caballeriza, los terroristas le dispararon con un FAL y también lo asesinaron. Al día siguiente, en Zárate, al Norte de la Pcia de BsAs, otro grupo terrorista de Montoneros atacó a un patrullero provocándole la muerte al cabo de policía Héctor Armando José, mientras en Munro, Pcia de Bs. As. cerca de la avenida Panamericana, el ERP mataba a tiros a José Pedro Chirino, delegado gremial de la fábrica Tensa. Excepto el primero, en todos los casos los crímenes fueron publicados en la “prensa oficial”de las mismas organizaciones político-militares.

A las 13 horas del domingo 13 de abril de 1975, efectivos del “Ejército Revolucionario del Pueblo” (ERP) con la participación de un soldado conscripto de apellido Stanley que se desempeñaba como telefonista y que, traicionando a sus compañeros, ofició de entregador, aprovechando el horario de visitas al Batallón de Arsenales 121, sito en la localidad de Fray Bentos a 23 km de la ciudad de San Lorenzo de la provincia de Santa Fe, ingresaron con un ardid .( dos jóvenes y una señorita de no más de 20 años llegaron hasta la guardia para preguntar por un soldado inexistente y allí sacaron sus armas, iniciando la operación) Inmediatamente atacaron simultáneamente a la unidad referida por varios lugares, mientras otros grupos fuera del cuartel, copaban la comisaría del pueblo y la estación de ferrocarril.

El coronel Arturo H. Carpani Costa perteneciente al Comando del Cuerpo de ejército II, que vivía en una casa próxima, al escuchar los disparos dentro del cuartel y presumiendo que era un ataque terrorista, se dirigió armado a un puesto de guardia próximo haciéndose reconocer ante personal uniformado que estaba en el lugar creyendo que pertenecían a la unidad atacada. Eran terroristas con uniforme y le dispararon, muriendo en el acto. En este ataque hubo también 4 suboficiales y 2 soldados heridos.

Los terrorista pudieron sustraer 170 fusiles automáticos livianos (FAL), 5 fusiles automáticos pesados (FAP), 3 ametralladoras pesadas (MAG), 3 pistolas ametralladoras y algunas pistolas, cascos y municiones.

Al escapar, diseminaron panfletos en la calle con el título “Combate de San Lorenzo” y posteriormente publicaron en su “órgano oficial” de difusión: “Estrella Roja” Nro 53, del 5 de mayo de 1975, un “Parte de Guerra” con la firma del “Estado Mayor Regional Rosario”, donde se relataba la operación con falsedades, actitud común en sus partes, donde siempre utilizaban recursos de acción psicológica y propaganda (Hablaban de dos policías de un vehículo, aniquilados , lo que era falso y no se refería al asesinato del coronel Carpani Costa ni a los suboficiales y soldados heridos).

Ese mes de abril continuarían los asesinatos por parte de los terrorista: El día 15, por medio de una bomba colocada cerca de la embajada de Gran Bretaña, mataron al agente de la Policía Federal Juan Arturo Saint Esteban que fue examinar el auto, allí detenido. El 17 , en proximidades de la localidad del Quemado en la provincia de Jujuy un vehículo policial interceptó a otro vehículo con un grupo de terroristas que habían colocado dos artefactos explosivos al administrador del ingenio Ledesma, siendo asesinados el comisario Hugo Salomón Sierra y el oficial principal Francisco H. Alvarez. El 21 un patrullero de la comisaría de Rubén Calzada de la provincia de Bs. As. fue atacado por montoneros que circulaban en dos vehículos, asesinando al agente de policía Carlos Alberto Sevillano e hiriendo a otros dos. El 25 de ese mes la custodia de un alto funcionario de Policía Federal se acercaba al domicilio del mismo para prestar el servicio de protección, cuando observaron en proximidades dos vehículos con varios integrantes en actitud sospechosa. Al ir a identificarlos fueron recibidos a balazos, resultando gravemente heridos el cabo 1ro Juan Carlos Mazzone y el agente Armando Rubén Bualor, los que fallecieron poco tiempo después, lo mismo que tres de los terroristas, que no fueron identificados.

En síntesis, en ese mes de abril fueron asesinadas por las organizaciones subversivas 13 personas, a un promedio de un asesinato, cada dos días y 7 horas. ( 2 de ejército, 10 policías y 2 civiles)

Acción Sicológica . Carta de Santucho a los soldados clase 1954 que se incorporaban a las FFAA.

Fue publicada en el “Estrella Roja” Nro 52 del 9 de abril de 1975 y difundida también por panfletos.
Se titulaba : “ A LOS SOLDADOS CONSCRIPTOS” y luego de hacer una crítica a las Fuerzas Armadas señalaba que el ERP era el verdadero ejército patriota liberador.

En la misma se hacía una apelación a la razón tratando de convencer acerca de sus acciones “antiimperialistas y contra el capital y a favor de los obreros , campesinos y estudiantes”, para terminar dando directivas acerca de lo que debían hacer durante el servicio militar obligatorio. Entre ellas:
“………..
4.-Explicar a sus compañeros que no se debe tirar contra el pueblo ni contra los guerrilleros.
5.-Resistir todo lo posible el ir al monte o salir a reprimir en las ciudades.
6.-Organizarse pacientemente para volver las armas contra los oficiales cuando ellos los lleven a reprimir, en el momento oportuno.”

Terminaba con una apelación : “Compañero soldado, tu lugar está junto al pueblo y su guerrilla”

Firmaba el panfleto : Mario Roberto Santucho, quien se titulaba “Comandante Jefe del ERP” y al costado de página, se expresaba que la carta estaba dirigida “a los soldados conscriptos que están siendo incorporados a las filas de las fuerzas armadas enemigas.”

Respecto a este intento de quebrar la lealtad de los soldados y convertirlos en traidores de las unidades donde prestaban servicios, o por lo menos lograr que se resistieran a cumplir las órdenes de sus superiores, diremos que no tuvo éxito debido al nivel de capacitación y disciplina (basada en el ejemplo) que tenían los cuadros de las FFAA, los que instruían y educaban a los conscriptos de tal forma , que éstos estaban consustanciados con las misiones a cumplir en esta guerra contra las organizaciones subversivas.

Todas las entregas de unidades por parte de soldados conscriptos , se debieron a acciones de militantes terroristas subversivos, ya convencidos, que les tocaba hacer el servicio militar y aprovechaban para entregar información sobre la unidad y sus integrantes , que luego serían atacados sobre esa base.
Como contrapartida a estas traiciones a los compañeros jóvenes conscriptos cometidas por sus militantes, el comportamiento de los soldados en el combate contra las organizaciones terroristas, siempre fue destacado por sus superiores e incluso por el enemigo atacante.( Ver Boletín Nro 30 sobre operación en el monte tucumano y próximo Boletín Nro 37 sobre el ataque al Regimiento 29 de Infantería de Monte , en Formosa).

FIN DE BOLETIN Nro 33.

BOLETINES PARA COLECCIONAR

Es una serie informativa sobre acontecimientos de nuestro pasado reciente , destinado principalmente a quienes no los vivieron y para los que los olvidaron .
Su exposición no busca polemizar ni agraviar , sino lograr la concordia a través de la verdad y la equidad en el tratamiento de los dramáticos sucesos vividos en la década del 70 que vienen siendo parcializados y distorsionados mediante una campaña de mentiras y desinformación interesada.